Respetable Logia Simbólica nº 143
Moriá
Murcia

La Gran Logia de España

gran-logia-de-españaLa Gran Logia de España es la principal obediencia masónica española, en lo que se refiere a su número de miembros y Logias bajo su jurisdicción, y fue consagrada en Madrid el 6 de noviembre de 1982.

Unica obediencia masonica regular en España, es reconocida internacionalmente y mantiene frateranles relaciones con todas las Grandes Logias Regulares del Mundo.

Forma parte de la corriente masónica encabezada por la Gran Logia Unida de Inglaterra (GLUI) y se ajusta a la interpretación que esta obediencia hace de las leyes, tradiciones, usos y costumbres para definir la regularidad masónica.

Pertenecer a la regularidad significa la aceptación de los antiguos deberes, principios, usos y costumbres, así como las “Landmarks” de nuestra fraternidad, manteniendo un absoluto respeto por las tradiciones de la Orden.

La Gran Logia de España extiende su jurisdicción sobre sus Logias, y su ámbito territorial es el estado español, estando organizada en Territorios que constituyen las Grandes Logias Provinciales. En cada provincia están establecidas las Logias que trabajan (se reúnen) bajo el control administrativo de sus respectivas demarcaciones.

La Gran Logia de España cuenta en estos momentos con casi 200 Logias esparcidas por todo el territorio nacional y tiene su sede en Barcelona, en la Gran Vía de las Cortes Catalanas.

Pretende estar formada por hombres dignos y de sólidos valores éticos y filantrópicos, además de una creencia en un principio superior o causa de todo lo creado, al que se denomina comúnmente como Dios, y que los Masones, respetando siempre la libertad del individuo ante cualquier creencia particular, nombra como Gran Arquitecto del Universo.

La Masonería es una orden iniciática tradicional que busca el perfeccionamiento del ser humano a través de la transmisión y enseñanza de un método, por cuyo conocimiento y asimilación el Masón adquiere las condiciones para aplicarlo a sí mismo y a su entorno social.

Defiende la libertad religiosa y política de sus miembros.

La Gran Logia de España es una obediencia multi-ritual. Las Logias pueden elegir el rito que desean practicar con la única limitación de realizarlo plenamente, con el más estricto rigor masónico y siempre que obtengan autorización para ello del Gran Maestro de la Gran Logia de España.

Los ritos mas practicados en la actualidad en el territorio español son el Rito Escocés Antiguo y Aceptado y el Rito de Emulación.

 

Historia de la Gran Logia

Hasta fechas recientes, la Masonería simbólica española, que se ocupa de los tres primeros grados de aprendiz, compañero y maestro, no ha estado, en general, vinculada a la corriente de regularidad masónica.

Sin embargo, a partir de la consagración de la Gran Logia de España en el año 1982, la misma es considerada, a nivel internacional, como la única obediencia masónica regular en el estado español, siendo reconocida como tal por el resto de las Grandes Logias regulares de todo el mundo.

 

El Exilio

El fin de la guerra civil española supuso el inicio de la persecución de los Masones en nuestro país, quienes sufrieron una brutal represión que condujo a muchos miembros a prisión o a la muerte.

El Gran Oriente Español (fundado por el Conde de Aranda en 1780) desaparece de la vida pública y durante casi cuatro décadas la Masonería española sufre el exilio.

Los Masones que no pudieron salir del paií fueron encarcelados, otros huyeron diseminándose por México y Francia, principalmente, países que acogieron fraternalmente a sus Hermanos españoles en desgracia.

Luis Salat i Gusils, gran figura de la Masonería española e iniciado en 1935 en la Logia Hermes del Gran Oriente Español, se marcho a Francia y más tarde a Colombia, donde ocupó diversos cargos en la Gran Logia de Colombia.

A finales de los sesenta, Salat entró en contacto con J. Roux, dirigente de la Gran Logia Nacional Francesa para que se abrieran Logias en Occitania compuestas por españoles, iniciativa respaldada por la Gran Logia Unida de Inglaterra.

 

El Renacimiento

En 1974, por iniciativa de algunos Masones vueltos discretamente del exilio, se creó en Barcelona la Logia Perseverança, dirigida por Luis Salat, y a partir de 1976 la Gran Logia Nacional Francesa autoriza la admisión de candidatos españoles, con lo cual unos residentes en Gerona marcharon a Toulouse para ser iniciados.

La intención de Luis Salat, verdadero impulsor de este renacimiento, era que la Masonería en España se apartase del pasado y comenzara de nuevo una andadura, tal y como sucedió dando lugar a la constitución de nuevas Logias en España.

A la muerte del dictador, la Gran Logia Nacional Francesa autorizó el ingreso de varios españoles en la Logia La Constance Catalana 186 de los valles de Perpignan, toda vez que se crearon las dos primeras logias compuestas por españoles en esta misma ciudad francesa: San Juan de Catalunya 208 (marzo de 1977) y San Jordi 227 (octubre de 1978), con la colaboración del norteamericano Nat Granstee y del francés Jean Crozet.

En 1980 se creó y consagró en Madrid la Respetable Logia Simbólica Concordia 257, y en junio del mismo año, la Gran Logia Nacional Francesa creó la Gran Logia del Distrito de España con cuatro Logias y setenta Hermanos.

La regeneración estaba en marcha y pocos meses después, en la fecha señalada del 18 de octubre de 1980, el Tribunal Supremo, a instancias del Grande Oriente Español, obliga al gobierno a inscribirle como una Asociación legal, legitimando con su sentencia la Masonería en España con su inscripción en el Registro Nacional de Asociaciones del Ministerio del Interior.

El 17 de junio de 1982, se solicitó al Gran Maestro de la Gran Logia Nacional Francesa la constitución de la Gran Logia de España.

Mediante el Decreto número 656, el Gran Maestro de la Gran Logia Nacional Francesa (Jean Mons), creó el 2 de julio de 1982 la Gran Logia de España, transfiriendo las entonces diez Logias españolas a su jurisdicción. Como colofón, la Gran Logia de España fue consagrada en Madrid el 6 de noviembre de 1982 celebrando su primera Gran Tenida anual el 19 de marzo de 1983.

Desde su consagración, la Gran Logia de España fue siendo reconocida por las Grandes Logias Regulares del mundo entero, y en 1987 por la Gran Logia Unida de Inglaterra.

En 2001 se unieron el Grande Oriente Español y la Gran Logia de España, formando una única Obediencia Masónica Regular, quedando así unidas la historia y las tradiciones de la Masonería Española en la regularidad masónica de la Gran Logia de España.

En la actualidad la Gran Logia de España esta reconocida y mantiene fraternales relaciones con 155 Grandes Logias, siendo, además, miembro de pleno derecho de la Confederación Masónica Interamericana.

La Gran Logia de España mantiene relaciones fraternales con la mayorií de las Potencias Masónicas y Cuerpos Colaterales en el territorio de su jurisdicción, ademas del Supremo Consejo de Grado 33 y ultimo del Rito Escocés Antiguo y Aceptado para España, fundado en 1811.

mas-info-gran-logia-de-españa